He tardado en escribir este post, porque estaba esperando que terminara otra etapa en la vida de mi hijo, “la guardería”. Durante estos casi 3 años, he llevado a mi hijo a la Escuela Virgen de los Lirios, todas las mañanas he visto como se levantaba con una sonrisa por querer ir a la guardería, durante los 5 minutos que tardamos en llegar a la “guarde” he vivido momentos muy muy buenos junto a él, ya que he visto como día a día ha ido creciendo, ha pasado de ser un bebé a contarme anécdotas que le han pasado en el “cole”, a decirme quién son sus amig@s, a dejarme boquiabierto con expresiones o gestos nuevos cada día.

Han sido 3 años dónde he visto como ha ido evolucionando en muchos aspectos como por ejemplo, la forma de comunicarse, de jugar, de canalizar su energía, de ver cómo ha aprendido a comer solo, y un montón de cosas más. Mucha “culpa” de esto lo tiene la Escuela Virgen de los Lirios y sus profesoras, que tras estos 3 años me he dado cuento del vinculo afectivo que se crea entre los peques y sus profesoras. Son geniales.

escuelainfantilvirgendeloslirios

Otro de los motivos por los que me gustaría nombrar a la Escuela Virgen de los Lirios es por su acogida, por su amor hacia los peques, por la forma de transmitirnos ese amor a los padres, todo eso se transforma en tranquilidad cara a los padres , ya que desde el primer día que decidimos mi mujer y yo llevar a nuestro hijo allí , hemos estado 100% tranquilos de que iba a estar en buenas manos, y así ha sido.

Sin más os digo un “hasta luego” ya que espero continuar manteniendo el contacto con vosotras y animo a los padres/ madres que estén indecisos de llevar a sus hijos a la guardería o buscando guarderías para sus peques, que en la Escuela Virgen de los Lirios van a estar genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *