Día 7 de octubre del 2012, un día en que mi vida cambió, fue el día que nació mi hijo, eran las 6 de la mañana cuando mi mujer se despertó y sintió que ya había llegado el momento de ir al hospital y dar a luz.

 

El día del parto, es un día interminable, pasan las horas, ves a las matronas entrar y salir, te aconsejan que tengas paciencia, que «va para largo», ves a tu mujer sufriendo, cada pocos minutos tiene contracciones….

eldiadelparto

En esos minutos, nosotros, los futuros papás, tenemos que estar muy atentos a nuestras mujeres, en cualquier momento puede cambiar la situación, de ahí que si nos piden agua, nos piden que les abracemos, les demos un beso, tenemos que hacerlo, porque en esos instantes son abrazos, besos que les van a hacer sentirse mucho mejor y les va a calmar el dolor.

 

Ya queda menos para ver al hijo que desde hace nueve meses estamos esperando, nuestras vidas están a punto de cambiar, vamos a ser papá y mamá, vamos a ser tres en casa….finalmente llega el momento tan esperado, entro con mi mujer al paritorio, le veo con «dolor-felicidad», le cojo la mano y le digo que lo está haciendo muy bien, que es muy fuerte, me quedo sorprendido de lo valiente que es y en un abrir y cerrar de ojos tenemos en nuestras manos a nuestro hijo, el sentimiento hacia él es algo que no se puede explicar con palabras…..es lo más bonito del mundo.

2 thoughts on “El día del parto

  1. Siempre es una satisfacción leer algo así de tu propio hijo,me parece preciosa la reflexión del momento del nacimiento de su hijo y…mi primer nieto.
    GRACIAS!!!

  2. Sols puc dir que tens tota la raó! Es un moment dificil de descriure amic! Al próxim Juny tornaré a viure un moment d’aquestos que el temps no ens ho fará oblidar mai! Una forta abraçada amic! Un plaer tenir-te com amic!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *