Ya se acercan las navidades, una época para algunos muy bonita y para otros no tanto, pero cuando hay un niño o niña en casa, la Navidad se vive de forma especial.

Es muy fácil tener una sonrisa en la cara cuando estás con ellos, da igual si vas por la calle, si estás en casa, en el coche, con mirarles a los ojos y ver la ilusión que tienen en que vengan los Reyes Magos, es algo que no se puede explicar.

Cuando vas por la calle, y te dicen, mira papá, ¿has visto ese paje en el balcón? Y mira, ahí en ese otro están los Reyes Magos, todavía no has dado dos pasos y te vuelve a apretar la mano con esa “tensión-emoción” mira papá ahí está Papá Noel,….

Cuando vas a casa, lo primero que hacen es ir al Belén a jugar con las figuras, cogen a los Reyes Magos los acercan al nacimiento y… “papá, papá corre, corre, mira, ya están llegando” Luego van al árbol, juegan con las bolas, y finalmente, se “sientan” un rato en el sofá y ponen la tele, en ese momento aparecen anuncios de juguetes y claro, quieren pedírselos todos. En definitiva, un sinfín de emociones durante las 24horas del día.

Porque no nos olvidemos que por otro lado, en el colegio, también viven intensamente la Navidad, los y las profesoras se lo “curran” para que los niños sean partícipes de la Navidad, ensayan y ensayan los teatros para que el día de la puesta en escena no haya ningún fallo y realmente lo consiguen. Ver a tu hijo o hija actuando de pastor, paje, Rey, estrella… es otro de los momentos que nos hacen sonreír.

Así que los que podamos, disfrutemos cada instante con los más peques, ellos nos sacarán el niño o niña que llevamos dentro de una forma muy fácil, simplemente estando a su lado.

Para terminar, desearos a tod@s Feliz Navidad!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *